BOUTIQUE HOTEL REVIEW : DESIERTO DE ATACAMA – CHILE

DSCF4815 DSCF4820

Cuando planifiqué mi viaje al Desierto de Atacama en Chile, pensé interiormente que qué iba a hacer yo 4 días en un desierto. Tenía la idea preconcebida que tenemos todos, que en un desierto sólo hay arena y mucho calor. Y la verdad el viaje a priori no era de los que más me han apetecido en la vida. Pero era por motivos profesionales y tenía que ir.

Bien… que equivocada estaba. Hoy puedo decir que este viaje ha sido uno de los más maravillosos y sorprendentes que he hecho en mi vida y que me faltaron días y no pude visitar todo lo que ese lugar ofrece. Me quedaron por ejemplo pendientes los Geyseres del Tatío o cruzar a Bolivia que está sólo a 60km de San Pedro de Atacama. De hecho dos veces me he quedado a las puertas de Bolivia, muy a mi pesar, una ha sido en esta ocasión desde Chile y la otra desde el lago Titikaka en Perú.

Un desierto nunca se termina y las sorpresas que le aguardan a uno allí son sencillamente excepcionales.

Para empezar, llegar a Atacama, en el norte de Chile, frontera con Bolivia y Perú, ya es una aventura. Hay que volar primero a Santiago de Chile y tomar una conexión a Calama. Como curiosidad, el vuelo de dos horas de duración sobrevuela la conocida población de Copiapó, que se hizo mundialmente famosa por el dramático derrumbe de la mina San José, que dejó aprisionados a 33 mineros, que mantuvieron al planeta entero en vilo, hasta su feliz rescate 70 días después. Desde el cielo esta pequeña población se ve diminuta y perdida en la inmensidad de la nada, resultando difícil de creer que esos hechos sucedieran en ese diminuto punto del planeta.

Los colores de la tierra, sin embargo, ya empiezan a llamar la atención antes del aterrizaje. Rojizo, cobre, amarillo, blanco.. estos vivos colores se funden con el azul del cielo y presagian el espléndido espectáculo que le espera en tierra.

DSCF4868

El volcán Licancabur (5.916 m) siempre visible desde cualquier ángulo, preside la interminable extensión del desierto de Atacama. Este volcán fue en el pasado lugar sagrado para el Imperio Inca. En su cumbre los incas celebraban ceremonias de culto al Dios Sol coincidiendo con el solsticio de invierno. La llegada de los españoles terminó con estas tradiciones, sin embargo el pueblo atacameño guarda todavía un gran respeto a sus volcanes

El aire del desierto de Atacama es uno de los más puros del planeta. Es lugar ideal para safaris estelares, esto es observación de las constelaciones. Desde este lugar del planeta hay una de las más nítidas visiones de nuestra bóveda celeste. No en vano el Proyecto ALMA, escondite de científicos americanos y europeos en búsqueda de vida extraterrestre, apoyados con la tecnología más puntera y exhorbitantes presupuestos gubernamentales de países del primer mundo, se ha establecido de forma más o menos secreta en este lugar remoto del mundo.

http://www.almaobservatory.org/es/inicio

Para los que piensen que en un desierto no hay agua, por lo menos en este, están muy equivocados. Grandes lagunas habitadas por rosados flamencos se encuentran aquí y allá durante la exploración del vasto terreno.

DSCF4848 DSCF4857

El Valle de la Luna es sobrecogedor, realmente uno se hace una idea del aspecto del paisaje lunar, caminando por este árido e interminable lugar.

DSCF4836 DSCF4828

Y si se es suficientemente valiente, no puede faltar la exploración de alguna gruta subterránea. Se puede caminar largas distancias bajo el suelo, encontrando riachuelos y grutas más o menos anchas, aderezadas con el revolotear de sus habitantes principales, los murciélagos, que salen huyendo en el momento que se acercan las lamparitas colocadas en los cascos de los valientes exploradores. Estando en estos lugares subterráneos, no es el mejor momento para recordar que Chile es uno de los lugares con más movimientos sísmicos del planeta, pero eso forma parte de la emoción de la aventura.

DSCF4830

Los hoteles en Atacama están integrados en la pequeña población de San Pedro. Alojarse en estos lugares es integrarse en el lugar. Están construidos con paredes de adobe, los muebles son de madera y las telas son autóctonas, tejidas por las gentes del lugar.

Personalmente hay tres establecimientos que considero destacan por encima de los demás, por la autenticidad que ofrecen al huésped internacional. El Hotel Tierra Atacama es uno de ellos. Camas con dosel y extraordinarias vistas al desierto desde los patios privados de las habitaciones. Tiene un Spa que ofrece tratamientos basados en las tradiciones del lugar.

Otro hotel a tener en cuenta, es el Explora. Su cocina, basada en los productos locales, es sencillamente deliciosa. Cuenta con un establo con caballos propios, que ofrece a los huéspedes para que exploren el desierto de la mejor y más auténtica manera.

Explora ofrece también de forma exclusiva, acceso a las aguas termales de Puritama, y su ubicación está en un territorio indígena protegido

Finalmente el Awasi, mi preferido, se encuentra a una calle de la “avenida” principal del pueblo de San Pedro, la calle caracoles. Quedarse en Awasi significa vivir intensamente el pueblo y gozar del desierto de forma individualizada, ya que es el único alojamiento que ofrece excursiones privadas a sus huéspedes. Es decir dispone de un jeep con guía asignado a cada habitación, de forma que los huéspedes diseñan personalmente sus itinerarios y preferencias de visitas.

Las veladas alrededor del fuego al aire libre son memorables y momento de encuentro con los demás huéspedes.

Núria Galià – Boutique Hotel Specilist

Núria ha sido por 8 años Directora en Sudamérica para Relais & Châteaux. Actualmente dirige su propia consultoría hotelera y participa habitualmente en proyectos hoteleros en Latinoamérica siendo los más recientes en Mexico, Brasil y Argentina.

Contacto: ngalia@qualisconsultinggroup.com

@credit photos : Núria Galià

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *